es

BOGOTÁ STOPOVER, UNA CONEXIÓN PARA TODA LA VIDA

Hay conexiones para toda la vida y hacer Stopover en Bogotá puede ser una de
ellas. A su arribo a la ciudad el viajero encontrará una ciudad que se destaca por
su acelerada transformación urbanística, su novedoso sistema de transporte: el
Transmilenio y por ser epicentro de negocios e inversión de la región. Una escala
en Bogotá es la mejor forma de aprovechar el tiempo y quien se atreva a vivirla
será testigo de la mezcla perfecta del destino moderno y a la vez histórico y
cultural, que es incluso un referente para otras ciudades del mundo.

Durante la escala, el visitante podrá vivir múltiples e innovadoras experiencias,
entre ellas: la visita a Monserrate, el cerro ícono de la ciudad y desde donde
tendrá el panorama real de su grandeza; el recorrido por el Centro Histórico, le
permitirá acercarse al relato vigente de la fundación, surgimiento y progreso de la
capital, así como a edificaciones y templos religiosos de gran valor arquitectónico,
histórico, artístico y religioso; también podrá caminar por la carrera 7°, dispuesta
para el peatón, y una ruta que lo acerca al comercio, las universidades, zonas
financieras y la cultura bogotana.

La conexión también será con la gastronomía de la ciudad, un segmento que está
en constante transformación y que hoy la posiciona como uno de los mejores
destinos de la región en materia de cocina. Alimentos típicos como el ajiaco, la
almojábana y el chocolate santafereño (con la típica porción de queso adentro), o
postres como el dulce de papayuela, las obleas, las marquesas o la cuajada con
melao, pueden ser parte de esta experiencia única y una forma de conectarse
profundamente con la esencia bogotana. Pero también podrá probar la
gastronomía fusión, que combina ingredientes y prácticas locales o extranjeras,
que han llevado a que tres de sus restaurantes fuesen incluidos en la lista de los
mejores del continente.

Si corre con la suerte de estar un domingo o día feriado, su conexión podrá incluir
la Ciclovía, un fenómeno único que ha servido de ejemplo a otros destinos en el
mundo. Se trata del cierre de algunas vías principales (entre 6:00 a.m. y 2:00
p.m.), que se disponen únicamente para ciclistas, patinadores o peatones.
Actualmente más de un millón de personas salen los domingos a disfrutar de este
espacio, que crea armonía, ambientes sanos y sostenibles, mientras posiciona a
Bogotá como la Capital Mundial de la Bicicleta.

Si al turista le atraen las compras, Bogotá es su escenario perfecto. Con más de
70 centros comerciales, la ciudad es epicentro de moda, diseño, creatividad,
calidad y precios cómodos, si así lo quiere. De esta forma, la escala en Bogotá
puede dejarle artículos útiles para su viaje o artesanías típicas de Colombia, que

pueden ir desde pequeñas obras elaboradas en madera, hasta joyas con
esmeraldas, una de las piedras preciosas representativas del país.
Con todo esto, el turista no debe olvidar que hacer Stopover en Bogotá será
definitivamente una conexión para toda la vida.

Leave a Reply

8 − siete =

WhatsApp ¿Estás en el aeropuerto?